Rato o un caso de emergencia democrática

la tropa del PP

Una mano inclina el cogote de Rodrigo Rato para que entre en un coche policial. Se desvanece, en un instante, una época. La del milagro económico. La del argumentario contra lo público. La de la criminalización de los sindicalistas críticos y el desprecio a los trabajadores. La del éxito de lo privado, la liberalización del suelo, el azul del PP hasta en los telediarios, el ladrillo, el cemento y las tuneladoras, la era de Rouco, los telediarios mercenarios, José Luis Moreno y José María Fidalgo, el desparpajo de la cazadora de talentos ladrones Aguirre, la de las privatizaciones felices de la sanidad y la educación, la de los españoles mirando en los cubos de basura mientras Ana Botella les multaba e invitaba al mundo a un relaxing cup of café con leche. La del saqueo de las cajas de ahorro, la de la universidad entregada a Bolonia y devuelta a los ricos.  La era de Aznar y la Gürtel, de Esperanza Aguirre y la Gürtel, de Cristina Cifuentes y la Gürtel. Maldita Venezuela que no lo tapa todo. A ver si Maduro hace algo que está la cosa fea.

Una mano inclina el cogote de Rodrigo Rato, detenido, mientras registran su casa. Alzamiento de bienes, fraude fiscal y blanqueo. Con el apoyo del Ministro Montoro. Que hace amnistías fiscales para sus colegas. Montoro el deslenguado. El que usa el aparato del Estado contra los adversarios políticos. El del despacho donde atienden los problemas fiscales de las grandes fortunas. Un fiscal, que viene de esa época, hace un escrito urgente al juez de guardia para que Rato sea puesto en libertad en cuanto acabe la práctica de los registros. Qué fiscal tan diligente. Personas pobres que han robado un par de cientos de euros no tienen tan buenos abogados. Los ricos siempre han sido impunes porque ellos han escrito las reglas de juego. Hoy algo se ha roto. Una mano, detenida como un paso de baile, baja la arrogante cabeza de Rato para que entre en el coche. El fiscal tiene miedo a ese coche y se acaricia su propio cogote. No pocos fiscales, en estos tiempos del PP, pertenecen al pasado aunque no lo sepan. Una época se acaba y nunca faltan mercenarios que antes de abrazar el nuevo régimen, siempre  con maneras de converso, deciden ser los más execrables defensores del necrosado nepotismo. Ni siquiera la historia se acuerda de esos seres tan infames. Pero tienen su cuota parte en el daño.

La noche del jueves 16 de abril, a las 22:40, desaparece el hashtag #FueraLaMafia 17A. Un llamamiento para que el viernes 17 la ciudadanía le recuerde al PP que está harta de sus acciones criminales. En las redes sociales surge una gran consternación: ¿por qué ha desaparecido algo que están construyendo decenas de miles de tuiteros en toda España? ¿Cómo es posible que ese llamado, convertido en apenas unos minutos tendencia nacional, haya sido retirado? ¿Es que los poderosos mandan sobre las redes? Alguien ha llamado a Twiter para frenar ese llamamiento. Otra vez una concentración delante de la sede del PP. Y la cúpula del PP tiene pánico. Lo que más les asusta es que la gente se dé cuenta de que se comportan como una asociación para delinquir.

rato-domicilio-aduanas-665400

Aquella vez fue a las cinco. Este viernes es a las siete. Pero tiene la misma lógica: decirle a los ladrones de nuestra democracia que ya sabemos qué tienen entre manos, que no vamos a permitirlo. Un petrolero que amenaza la costa canaria regresa vientos del pasado. La cabeza de Rato, responsable de agachar la cabeza de continentes enteros cuando era Director del FMI, se inclina para entrar en un coche policial. Rato, que le quitó medicinas y educación a los países del Sur, que ha compartido vinos caros y suites lujosas con la enemiga de los ancianos Lagarde, con el enemigo de las mujeres Strauss-Kahn, que le quitó a los madrileños la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Madrid, entra en un coche policial para que sepamos que todos este esfuerzo de protesta no ha sido en vano. Tantos desahuciados de Bankia tendrán, al menos, una pequeña compensación por todo lo que han sufrido. He visto a una preferentista dejar caer una lágrima. Ayer, mientras los trabajadores esperaban la sentencia del Supremo que les daría la razón, lloraba porque una anciana acababa de morir sin recuperar sus ahorros. La gente como Rato no llora por nadie.

Quedan, todavía, todos los necesarios responsables de esta etapa de rapiña. Los Montoro, Guindos, Esperanza Aguirre,  Mariano Rajoy, Cospedal, Soraya Sáez de Santamáría, Javier Arenas, Carlos Floriano, Ana Mato, el Ministro Fernández, Gallardón o Javier González, Camps, Matas, Bárcenas o Jesús Sepúlveda. Y el gran jefe bajo cuyo mandato se gestó la Gürtel y todos estos desaguisado: José María Aznar. El de la foto de las Azores. Y no olvidamos a los periodistas mercenarios que los han defendido. Qué etapa. ¿Cómo hemos podido los españoles aguantar tanta mentira? Igual estábamos viendo el fútbol o planeando el siguiente viaje. Ellos estaban enriqueciéndose sobre nuestras espaldas. Y usando el aparato del Estado para hacer negocios e intentar silenciar a los opositores.

Una mano inclina el cogote de Rodrigo Rato, Vicepresidente del Gobierno de Aznar, el mismo al que el sonriente Presidente de la foto de las Azores había señalado como sustituto, para que entre en un coche policial. Se desvanece, en un instante, una época. Caen las estatuas pero quedan los pedestales. Si el pueblo no reacciona, vendrán los mismos perros con distintos collares. No pueden irse otra vez de rositas. Es hora de recordar que en democracia el pueblo es el que manda. Pásalo.

Publicado en Comiendo tierra | Etiquetado , , , | 74 comentarios

Moscas podemitas en botellas de Coca-Cola

Mananas_MDSVID20140721_0074_10

En Semana Santa, a unos los indultan y a otros los crucifican. El Nuevo Testamente, nunca mejor dicho, lo escribieron entre cuatro. Hoy, Rajoy hubiera exigido censura previa. No fuera que alguien pudiera pensar que María Magdalena tenía inclinaciones hacia Podemos. Después del Carnaval, en Semana Santa siempre toca sufrir un poco.

Los informativos de Castilla-La Mancha han estado emitiendo como una noticia más un publireportaje de Cospedal donde la Presidenta del PP en esa comunidad cuenta que ríos de leche y miel han llegado a la región gracias a su gobierno. Dinero de todos al servicio de un partido que sabe que la corrupción le hace poco daño mientras pueda negarla en los medios.  Nada muy diferente ha sido el quehacer de Esperanza Aguirre e Ignació González en Telemadrid, donde más del 80% de la plantilla recibió la carta de despido para tener maniatado un canal convertido en la más grosera televisión de partido. No en vano, hay una peculiar puerta giratoria que lleva de las jefaturas de prensa de los políticos peperos a la dirección de medios públicos cuando el PP gana las elecciones.

De Valencia para qué hablar. El Canal Nou fue cerrado por el PP después de haberle doblado el brazo durante años para que no informara sobre la Gürtel, el accidente del metro y la responsabilidad de la alcaldía o las visitas al juzgado de Camps y las tropelías de la políglota Rita Barberá. RTVE es un baldón con crespones negros, tanto para cualquier demócrata como para sus trabajadores, que se lamentan día sí y día también. Con las audiencias hundidas, se ha convertido en la televisión de plasma de Rajoy, convirtiendo en caricaturas programas que tardaron décadas en levantarse, como ocurre con Informe Semanal. La impunidad del PP les ha llevado a colocar en puestos de mayor relevancia informativa, igual que en TeleMadrid, a periodistas que se estudian en las universidades como ejemplo claro de mentirosos (valga recordar el atentado de Atocha presentado como una acción de ETA con el nausabundo objetivo de ganar votos en las elecciones de 2004). No en vano, aquel sábado, pese a ser jornada de reflexión, El Mundo entrevistaba a Rajoy en doble página. Con su caradura de piedra afirmó: “Tengo la convicción moral de que fue ETA”. La televisión pública repetiría hasta la saciedad las opiniones de Acebes, de Aznar o de Rajoy culpando a la banda terrorista.

Podríamos igualmente recordar, más recientemente, la entrevista a Pablo Iglesias donde un periodista, convertido en secretario de prensa del PP, le decía que estaría de enhorabuena por la liberación de etarras. Luego sabríamos que, antes, un grupo de periodistas/contratistas en nómina del poder, junto con el presentador, habían estado de manera muy profesional acordando cómo hacer daño al líder de Podemos. Con mayor elegancia, pero no menor fiscalización, Canal Sur, ETB o TV3 miden quién puede o quién no puede estar en los debates televisivos y se encargan de la misma manera de ocultar o maquillar los casos de corrupción que afectan al PSOE andaluz, al PNV o a CiU. Siempre con las quejas de sus trabajadores, que piden una y otra vez que los políticos saquen sus sucias manos fuera de Mozart.

La suerte democrática de los diarios escritos no es mejor. Vemos en las facultades cómo se regalan los periódicos y cómo los estudiantes ni siquiera les prestan atención. Se regalan en hoteles, en aeropuertos, en trenes, sólo con el fin de aparentar que tienen una mayor tirada de la que en verdad tienen. No se trata solamente de internet -que claro que ha cambiado la estructura del negocio- sino de demasiadas portadas al servicio de intereses espurios. Comprar determinado diario ya no es una señal de compromiso democrático. La prensa escrita sobrevive porque algún tipo de poder, político o económico, la financia. Periodistas que dan lecciones los sábados por la noche cobran el sueldo no por hacer periódicos que compre la ciudadanía -llevan años y años con pérdidas-, sino porque son obedientes a sus señoritos, que son los que les ingresan la nómina a final de mes. Y cuando algo se sale del guión, fulminan a sus directores. No porque no hayan sido obedientes -que vaya que lo han sido-, sino porque donde hay patrón, no manda marinero. La Vanguardia, escorada a las opciones soberanistas; El País,  porque tenía que hacerle el juego al PP ante un PSOE a la deriva; y El Mundo, que por una cuestión personal de ego -o de vaya usted a saber qué otras razones- hizo de Bárcenas un motivo de portadas, sustituyeron en semanas a sus directores para colocar en su lugar a otros más dispuestos a interpretar el guión que les mandase su salvavidas financiero. ¿Cómo van a informar los diarios de la lista Falciani si el dinero de esas cuentas está en bancos que, como el HSBC, son principales accionistas de esos mismos periódicos?

El panorama de la radio nos deja despidos fulminantes, cierre de las secciones de investigación, reducción de la pluralidad, repetición de los tertulianos, apuesta por el fútbol y el entretenimiento. No en vano, son los mismos conglomerados mediático-financieros los que se han hecho con el control de las emisoras, salvo la iglesia católica, que tiene sus propios medios y reglas y pide dinero en la declaración de la renta para pagarle, si así lo entiende su diálogo con los cielos, cifras millonarias a un periodista para que corrompa las mentes de los mayores o siembre el odio desde las ondas. Si Jesucristo fuera tertuliano…

Esta semana, hemos visto que Mediaset ha sacado de Las mañanas de Cuatro al periodista Jesús Cintora, con un comunicado que parece digno del Moscú de los años treinta. ¡Cuántas portadas estarían servidas si la noticia proviniera de algún país caribeño! No vale el argumento de que Cuatro es un canal privado, porque la información es un bien público y la libertad de expresión es una garantía de los ciudadanos, no de quien tiene dinero para financiarse guardaespaldas mediátios. Son los vecinos quienes hacen de la panadería de su barrio un servicio público, quienes interactúan, van ajustando la oferta y la demanda y, al final, le otorgan su reconocimiento. El programa que venía presentando Cintora lo han construido los dueños de Mediaset, los trabajadores, el equipo de Cintora, el propio presentador y la ciudadanía que llevó el programa del 5 % hasta, en ocasiones, el 16%. Pero sólo los dueños del canal parece que tienen el poder de decidir que el presentador es molesto. ¿Tendrá algo que ver el resultado de las andaluzas? ¿Tendrá algo que ver que están por repartirse las licencias de televisión?

El adelanto de las elecciones andaluzas, argumentando la necesidad de mayor estabilidad, ha sido un enorme fiasco para Susana Díaz. Si el objetivo era sacar una mayoría absoluta que le permitiera gobernar en solitario, ha fracasado, por mucho que quieran negarlo argumentado el triunfo del “virgencita que me quede como estoy”.  Susana Díaz ha mentido a los andaluces prometiéndoles una estabilidad que no ha cumplido. Y si no está dispuesta a expulsar a los responsables políticos de la corrupción, a dejar de contratar con bancos que desahucian a personas que no tienen otro lugar donde vivir que la casa de la que quieren expulsarlos, y  a recontratar a interinos en servicios públicos con el dinero de los muchos asesores de partido, tendrá que seguir de manera más clara con su “gran coalición” con el PP. Podemos ha irrumpido con 15 diputados, siendo la gran sorpresa de las elecciones. Sin embargo, se ha querido presentar como un fracaso el resultado -¡de cero diputados a quince!-, usando para ello encuestas infladas a las que Podemos siempre quitó valor (porque sabía que podían formar parte de una estrategia interesada). La apuesta por marcas blancas de la derecha irrumpe igualmente con fuerza, soplándole en la nuca al PP, que se hunde irremediablemente. El fin del bipartidismo está servido, y tanto los partidos del régimen como las empresas del Ibex 35 han empezado a cargar los cañones.

El Tribunal Supremo sigue anulando las licencias adjudicadas sin concurso público en 2010. Ya lo hizo con nueve canales en 2013, y podría hacerlo en breve con otros cinco. Las empresas de medios de comunicación están en negociación con el gobierno del PP para blindarse. Pero Rajoy no está dispuesto a hacerlo sin conseguir algo a cambio. Estamos hablando de la posibilidad de rearticular el panorama de la televisión en España, y la crisis del bipartidismo sabe que si ya no tiene los votos, al menos quieren maniatar a la audiencia. Este es el panorama que explica buena parte de lo que estamos viendo -y, por supuesto, de lo que no estamos viendo- en las pantallas de nuestros televisores.

Hace unos meses, el portavoz del PP, Carlos Floriano, señaló a dos televisones de estar al servicio de Podemos. En su lectura transnazi, el hecho de que salieran en los medios gentes de Podemos debía interpretarse como un apoyo evidente a esta formación, y no como un comportamiento normal en una democracia. Este émulo de comisario franquista, resumió su punto de vista de manera contundente: si los medios no hubieran dicho que Podemos existía, la gente no les habría votado. Al menos, Floriano y su partido son coherentes, y han decidido sacar a las nuevas formaciones de los medios. Lo que no se ve, no existe. Nunca sabremos de una mosca en una botella de Coca-Cola. Y al paso que vamos, nunca sabremos de casi nada que permita el cambio político. Y Franco murió en 1975.

Menos mal que España no limita al norte con el mar Caribe.

Publicado en Comiendo tierra | Etiquetado , , , , | 69 comentarios

Cuando la política pueda susurrarse

Captura de pantalla 2015-04-01 a la(s) 13.11.09

En “A vivir que son dos días”, el programa de fin de semana en la Cadena Ser que dirige Javier del Pino, nos juntamos gentes que hemos dado un salto a la política sin terminar del todo de soltar  nuestras prevenciones hacia la política de partido. Quizá no sea extraño que, por eso, el grueso de los invitados estemos en la órbita de Podemos. Llama la atención del debate el tono pausado, la posibilidad de intercambiar puntos de vista sin necesidad de gritos y aspavientos, el respeto a las otras opiniones y la voluntad de construir consensos al tiempo que se disiente. La verdad, si esto fuera la política, daría gusto.

Pero no es el caso. Las tertulias de televisión han traslado al mundo de la política lo que era lugar común en los mal llamados programas del corazón. Bussines is bussines. El negocio manda. Directamente en forma de audiencia o indirectamente en forma de publicidad o apoyo institucional del gobierno. La televisión es rehén de la atención de los espectadores. La publicidad se basa en esto. Es cierto que si baja la adrenalina, es bastante probable que la gente apague la televisión y coja un libro o una revista, o decida ver una película, o se vaya a la calle o al piso de arriba a hablar con los vecinos. Por eso la televisión no puede soltarte. Y si está a punto de ocurrir una tragedia, van a soltar un mazazo, un insulto, un escupitajo ¿cómo vas a mirar hacia otro lado? Cuando algunos conocidos personajes, que incluso son buena gente en los intermedios y acarician a sus hijos en casa, se convierten en unos energúmenos, mienten, insultan o se comportan como chulos de barrio en los platós, no están sino entregando su voluntad a las necesidades del medio. Su misión es atraer a toda la tertulia hacia ese cenegal. Y no lo hacen mal. Cierto que uno se pregunta qué dirán de ese comportamiento sus seres queridos. Pero seguro que, cuando se miran en el espejo por la mañana, se repiten ¿no es más duro conducir un camión o reponer en un supermercado?

En una saturniana y nocturna tertulia política en televisión, el representante del PP, diputado, resumió la posición de su partido ante la debacle pepera en las andaluzas: estamos contentos porque el PSOE ha tenido el peor resultado de su historia. El del PSOE estaba igualmente encantado de conocerse. Aunque nadie entienda para qué adelantar unas elecciones si el resultado te deja peor que como estabas. En otras palabras, que el adelanto electoral de Susana Díaz, que buscaba solamente descolocar a Podemos, no le ha salido y debiera pagar un precio por mentir a su electorado. Y aunque ahora diga Diego donde antes dijo digo, no cuela: esa es la política que ha alejado a la ciudadanía de sus representantes. Y contamina todo lo que toca. Por si fuera poco, ha dejado claro que no está dispuesta a limpiar en su partido no vaya a ser que alguien tire de la manta. Más de lo mismo. Y todos, incluidos los andaluces que arrastran la peor tasa de desempleo de España, perdiendo el tiempo. En política, el interés que prima es el de los partidos. Unos días después Bárcenas diría que el responsable de la Gürtel es Rajoy y la jefa de campaña de Esperanza Aguirre visitaba el juzgado por la Púnica. Pero parece que no pasa nada. Salvo que un presentador de Cuatro es defenestrado porque los grandes partidos le han señalado con su dedo con diana en la yema. ¿Se puede huir de este escenario del crimen? No es fácil la política cuando enfrente hay comportamientos que vemos en algunas peculiares familias de las series de televisión.

Quizá un día los debates en España se parezcan al que tuvimos este domingo en la SER. Dicen los que inventan con cierta alegría que una vez, allá por los sesentas, el Che le preguntó a Fidel si alguna vez verían el acercamiento entre Cuba y los Estados Unidos. Castro le habría contestado: ¡Cuando el Presidente de los Estados Unidos sea negro y el Papa latinoamericano! Entonces ¿por qué perder toda esperanza?

http://cadenaser.com/programa/2015/03/27/a_vivir_que_son_dos_dias/1427470181_585070.html

 

Publicado en Comiendo tierra | Etiquetado | 10 comentarios

Cuando el cambio tiene la fuerza de un niño

Imagen de previsualización de YouTube

A veces basta un gesto para saber que algo nuevo ya ha empezado. Más allá de los discursos políticos, más allá de lo que digan las urnas, más allá de los titulares que quieran inventarse la realidad. Niños que ríen desentendidos porque son niños. Pero que también saben de las necesidades que están pasando sus padres, que saben que en casa hay a veces más tristeza de la que quisieran, que saben que sus maestras luchan con alegría por echar las sombras del fracaso de las aulas, que alguna vez incluso han visto llorar a sus mayores en secreto porque la desesperación lucha por vencerles y no quieren que sus hijos vean que la resignación siempre está rondando. Niños que intuyen que en su país está pasando algo.

Abuelos protestando por la calle porque no consienten que nadie les robe todo lo que han luchado. Y que se cruzan con unos niños que nos prometen, con su frescura, un país más decente del que quieren dejarle por herencia los grises heraldos de la tristeza. Esa Córdoba de Lorca que ya no tiembla confusa sino que grita con esperanza. ¿Cómo no vamos a hacer cada uno nuestra parte?

 

Publicado en Comiendo tierra | Etiquetado | 98 comentarios

Intervención de Juan Carlos Monedero en Naciones Unidas

Imagen de previsualización de YouTube

El pasado día 3 de marzo, invitado por Joachim Rücker, Presidente del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, participé como profesor de Ciencias Políticas en el Panel de Alto Nivel sobre fortalecimiento de la cooperación internacional en el ámbito de los derechos humanos. Muchas preguntas flotaban bajo la cúpula de Naciones Unidas en Ginebra decorada por Barceló. ¿Pueden hablar en nombre de los derechos humanos quienes invaden países para apropiarse de sus riquezas? ¿Y quienes condenan a sus propios pueblos a la miseria, la enfermedad y la ignorancia con políticas de ajuste? ¿Y países que niegan a la población de otros estados su derecho a elegir gobiernos que quieran apostar por el crecimiento saliendo del círculo vicioso de la austeridad y el endeudamiento?

En mi intervención me pregunté acerca de la validez universal de los derechos humanos en un mundo donde opera una clara doble vara de medir. Aún más cuando los países que definen estos derechos desde el “norte global” son los países que sistemáticamente los violan tanto dentro de sus fronteras (fomentando las desigualdades con políticas de ajuste) como fuera de las mismas (a través de formas de neocolonialismo o neoimperialismo).

Siguiendo el análisis de Boaventura de Sousa Santos, propuse complementar la definición de los derechos humanos desde otras propuestas que también pretenden contribuir a articular una idea amplia de la dignidad humana. Situándome en un “optimismo trágico” (en expresión de Juan José Tamayo), procuré alejarme de algunas intervenciones en exceso optimistas que no se compadecen con un mundo -en el cual el modelo capitalista es hegemónico- donde dos tercios de la humanidad son innecesarios al no ser relevantes ni como productores ni como consumidores.

Finalmente propuse una serie de retos que, de ser superados con éxito, permitirán que la aplicación de los derechos humanos sirva superar los obstáculos que construyen actualmente el “caos mundial”. La complementariedad, en ese escenario -y tal y como se está intentando con la cooperación sur-sur-  estará por encima de la competitividad -el modelo que prima en Europa-. La cooperación en derechos humanos, lejos de ser una excusa para que unos países ejerzan privilegios sobre otros, podrá actuar entonces como una base de convivencia planetaria tanto para todos los seres humanos como para las generaciones futuras e, incluso, para la naturaleza (una herencia que los hijos dejan a los padres, como dice la sabiduría indígena).

Sólo desde una comprensión humilde de los derechos humanos -que abra las fuentes de definición de la dignidad humana a ámbitos como la filosofía, las teologías progresistas y las concepciones del mundo que el modelo neoliberal ha dado por muertas- y que sitúen a las causas de las desigualdades en el corazón del problema, será posible su verdadera universalidad. Superarlas no será una mera tarea de los Estados, sino que formas de participación democrática popular deben acudir en su reformulación. Será precisamente lejos de la arrogancia de las definiciones oficiales que podremos acudir a una verdadera condición de los derechos humanos que trabaje para ampliar y profundizar en la dignidad humana.

Publicado en Comiendo tierra | Etiquetado , , | 51 comentarios

Juan Carlos Monedero habla a la ciudadanía

Os dejo aquí el mensaje que he mandado a la ciudadanía después de la rueda de prensa de esta mañana. Los ataques, ya sabemos no van a detenerse. Pero hacía falta explicar que todo ha sido una batería de mentiras. Lamento haber necesitado tanto tiempo para hacerlo. Seguimos con nuestra voluntad de sacar lo mejor de cada uno de nosotros. Cueste el precio que cueste. Estamos cambiando este país, y eso no es gratis. Nos vemos por las calles.

Imagen de previsualización de YouTube

Publicado en Comiendo tierra | 225 comentarios

Escondido en el metro, escondido en la facultad

Captura de pantalla 2015-02-16 a la(s) 11.37.05

Está claro que lo que hay en marcha es un intento de ejecución preventiva de la gente de Podemos. Ciudadanos de a pie cuyo delito es amenazar al PP y al PSOE con sacarlos del poder. Ese es nuestro delito. Y en un país con tanto poso del pasado ¿cómo va a permitir el poder que nadie les diga lo que tienen que hacer? ¿Cómo nadie va a discutir a los que llevan mandando desde hace más de medio siglo su derecho a seguir vaciando nuestra democracia?

Cada vez hay más gente que se da cuenta de lo que está pasando. Y va a ser la gente la que tome la decisión de salir de estos sinvergüenzas que usan los aparatos del Estado para perseguir adversarios, que filtran a la prensa mercenaria documentos privados que sólo pueden estar en poder de la administración, que usan la televisión pública para prevaricar. Los de la Gürtel y los ERES criticando a Podemos sembrando mentiras y sospechas. En fin.

Publicado en Comiendo tierra | 190 comentarios

Su odio, nuestra sonrisa: ya hemos zarpado

Imagen de previsualización de YouTube

No hay mucho más que decir que no hayáis sentido. Empezamos en La Tuerka hace muy poco tiempo. Con Podemos apenas hace un año. Aprendimos mucho con el 15M. Recordamos todos los fracasos sufridos y errores cometidos en todos los sitios en los que estuvimos. También lo aprendido y lo alcanzado. Lanzamos una piedra en el estanque y las olas nos han llevado a territorios que parecían prohibidos. Y ha sido la risa quien nos ha llevado de su mano. Su odio, nuestra sonrisa. Y ya hemos zarpado camino de nuestra Itaca.

Publicado en Comiendo tierra | 74 comentarios

Siguen atacando, seguimos diciéndoles: vamos a ganar

aznar-uribe1-desarrollo

Nunca en la historia de la democracia española ningún partido ha recibido tantos ataques y ha sido sometido a tantas patrañas como ha ocurrido con Podemos. La última, vinculada la empresa Caja de Resistencia. Una vez más, todo mentiras. Seguirán buscando, y seguiremos demostrándoles que mienten. En democracia se combate con ideas. Hay quienes solo saben hacerlo insultando, construyendo embustes, sembrando sospechas. El concepto “casta” a veces cansa. Pero es que son pura casta.

http://www.publico.es/politica/juan-carlos-monedero-no-soportan.html

Publicado en Comiendo tierra | 59 comentarios

Defender la alegría: qué entendemos por proceso constituyente

Imagen de previsualización de YouTube

Hace unos días, en el Ateneo de Madrid, debatimos sobre el proceso constituyente. Ese que los partidos del régimen del 78 nos quieren hurtar. Esta es la intervención en nombre de Podemos. Aquí dejamos unas cuantas de las razones de nuestra urgencia y por qué el 31 de enero vamos a decir en las calles de Madrid que en el cambio que ofrecemos nos va la alegría o la tristeza de las mayorías. Feliz año y adelante. (Le dedicamos este acto a Salomé Ramírez, que se nos ha ido a las puertas de ver el anhelo de una España más decente. Su fuerza nos acompaña y vamos a tenerla recorriendo con nosotros esas calles llenas de pueblo por el que tanto luchó).

Publicado en Comiendo tierra | 51 comentarios